Es algo habitual, tras cada contienda electoral cada espacio hace la lectura que le conviene y se anuncia como ganador. La diferencia es que, esta vez, parece haber argumento más sólidos que en otras ocasiones. Juntos sumó más votos que Todos y que todos (con mayúscula y con minúscula); y Todos metió a «Bali» Bucca en el Senado de la Provincia y, de yapa, sumó un concejal y un consejero escolar para los próximos dos años. Vamos caso por caso:

JUNTOS, CONSIGUIERON MÁS VOTOS QUE EL RESTO

La lista encabezada por Luciano Carballo Laveglia (moranismo), secundado por Emilia Palomino (errequismo) y Ariel Alomar (PRO), consiguió un triunfo importante, pero menos contundente que lo esperado. Eso sí, recaudó 2000 votos más que la sumatoria de ambas listas en las PASO, que había sido de 7711 sufragios. Consolidaron ser hoy el espacio con más adeptos en el distrito, pero no alcanzaron el objetivo de los 5 concejales y 3 consejeros (las bancas que vencían del período 2017-2021), por lo que en los números perdieron 1 concejal y 1 consejero por los próximos dos años. No obstante, hubo muchísima algarabía en el comité de la Unión Cívica Radical y el mensaje fue ir por la intendencia en 2023.

FESTEJARON «TODOS», PERO «BALI» MÁS QUE NINGUNO

En el habitual búnker de la Avenida Almirante Brown también hubo clima festivo, no tanto como a ocho cuadras, pero sí mucha satisfacción por haber realizado una elección decorosa que, como frutilla del postre, tuvo a Eduardo Bucca electo Senador Provincial por la séptima sección electoral, algo que en las PASO se había puesto en duda. Pero, además, la otra victoria tiene que ver con que el oficialismo local renovaba 3 bancas en el HCD y sumó 4, con lo que tendrá 9 concejales (mayoría absoluta) hasta 2023 y ya no necesitará el doble voto del presidente del Concejo, Luis María Mariano, para que sus proyectos pasen «como por un tubo» en el recinto deliberativo.

LOS DEMÁS, CON SENSACIONES DISPARES

Desde la izquierda local se habló de una buena elección, aunque pasa el tiempo y no se alcanza el objetivo de meter un concejal. Fueron poco más de 1400 votos los que recogieron, unos 150 menos que la sumatoria de las dos listas «zurdas» que compitieron en las PASO.

Mientras tanto, Avanza Libertad puede estar más que conforme con la elección realizada. La lista de Verónica Ruíz, seguramente ayudada por el arrastre de José Luis Espert, que se metió en la Cámara de Diputados de la Nación, volvió a superar los 1000 votos, cuando se esperaba que muchos de ellos en estas generales se «fugaran» hacía Juntos. De hecho fueron casi 300 más que en las PASO.

El espacio que sufrió pérdida de electores fue Primero Bolívar, que pasó de 643 en las PASO a 535 ayer. Pudo haber sufrido la polarización, al igual que la lista de Diego Freyre y Florencio Randazzo, «Vamos con vos», que en las PASO tuvo 491 adhesiones y este domingo apenas llegó 338.

Por su parte, Roque Gómez, que había quedado con lista corta porque el Partido Federal no había superado las PASO en las candidaturas «de arriba», y que había dicho que no quería saber más nada con la política, igual cosechó una buena cantidad de votos: fueron 221, casi la mitad de los 404 de las PASO.

ARRIBA, EMPATE TÉCNICO: GANÓ «JUNTOS», PERO RECORTÓ DISTANCIA «TODOS»

La lista de Diego Santilli y Facundo Manes venció por menos de dos puntos a la de Victoria Tolosa Paz, 39.81% a 38.53%, una diferencia visiblemente menor que en las Primarias, y sumarán 15 diputados nacionales cada espacio, mientras que Espert metió 3 y Del Caño 2. Por lo pronto, tanto en la séptima sección como en Bolívar, la diferencia para Juntos fue importante respecto de «Todos».