En la Unidad Penal Nº 17 los internos interesados en capacitarse en distintos oficios pudieron volver a las aulas manteniendo las medidas de bioseguridad que requiere la nueva presencialidad cuidada.

En ese contexto comenzaron a dictarse en grupos de 12 internos los cursos de Prácticas en conservación de alimentos a cargo de Alberto Grucci y el docente Cesar Terrera dicta los cursos de Auxiliar en seguridad e higiene y electricista instalador.

Cada año las propuestas de formación llegan a través del Centro de Formación Profesional Nº402 de Sierra Chica, extensión Urdampilleta. Este año comenzaron en el mes de marzo y se vieron interrumpidas por la pandemia, el retorno a las aulas permitió continuar con la modalidad teórico – practica que requieren las mismas.

La cantidad de  alumnos es menor para poder mantener las distancias en las aulas y el tiempo de cursada también se ha visto reducido, aún así vamos a trabajar en todo lo necesario para poder completar el curso y que los internos adquieran los conocimientos básicos y necesarios de cada oficio y puedan recibir el diploma que el día de mañana los ayude a conseguir un trabajo”, manifestaron los docentes a cargo.