El equipo bolivarense derrotó 1 a 0 al puntero Deportivo Madryn esta tarde en el Estadio Municipal, con un golazo de cabeza de Sebastián Álvarez a los 40 minutos del primer tiempo. Sigue a 5 puntos del último clasificado a playoffs, pero un empate o una derrota lo hubiese dejado prácticamente afuera de competencia. Tiene por delante cinco finales para meterse entre los ocho clubes que pasarán de ronda.

Era esencial la victoria, no cabía otra posibilidad. El empate registrado el sábado en La Pampa ante Ferro de Pico obligaba al equipo de Mauricio Peralta a vencer a un Deportivo Madryn que apenas había perdido tres partidos en todo el torneo. Sin embargo, los planetas se alinearon y los tres puntos quedaron en casa.

Continúan en deuda los delanteros que no pueden amigarse con la red, pero es para destacar el esfuerzo del equipo por consolidar el resultado. De ahora en más, cada partido será una final, porque quedan solo 15 puntos en juegos y cualquier traspié podría ser decisivo. El próximo domingo el «Celeste» deberá visitar a Villa Mitre en Bahía Blanca y, otra vez, la única opción será la victoria.