Ampliando una situación que ya habían dado a conocer semana atrás, el colectivo docente bolivarense envió hoy a los medios de comunicación la documentación correspondiente a la denuncia ante INADI y un parte de prensa que lo acompaña, y que transcribimos a continuación:


Teniendo en cuenta la falta de respuesta por parte del S.U.T.E.B.A para la afiliación de la docente de la Multicolor y luego de la exposición pública, realizada días atrás, se radicó la denuncia del mismo tenor en el I.N.A.D.I (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y en la oficina de Derechos Humanos de la ciudad de Bolívar.

La presentación en el I.N.A.D.I, que figura bajo el expediente Nº 2021-85137062 – APN- INADI # MJ// Berdesegar Daniela Luján C/ S.U.T.E.B.A Bolívar, se basa en la Ley 23.592, al considerarse un acto de discriminación, restricción e exclusión, por motivos arbitrarios, de acuerdo a la actitud tomada por la secretaria general de S.U.T.E.B.A Bolívar y candidata a consejera escolar por el Frente de Todos, Rosana Sánchez para con la compañera Daniela Berdesegar. Este accionar, provoca la anulación del ejercicio de uno de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Nacional.

A los pocos días de ser recepcionada la denuncia en el INADI, integrantes del organismo, se comunicaron con la denunciante para informarle que se había iniciado el trámite solicitado y si quería seguir adelante con la causa, a lo cual, Berdesegar respondió que sí y que lo único que buscaba era poder afiliarse al sindicato docente mencionado.

La situación, llegó a esta instancia, luego de esperar un año y medio del inicio del trámite de afiliación y aún no se concretó. Lo peor del caso, fue la respuesta de Rosana Sánchez, secretaria General de S.U.T.E.B.A Bolívar, referente de la línea celeste de Roberto Baradel, al responder vía WhatsApp, que el problema era que la denunciante no estaba de acuerdo con el secretario general del sindicato mencionado.

Además de considerar este accionar, por parte del sindicato, como un acto discriminatorio, es una falta grave al negar unos de los derechos que le son propios a los trabajadores, como lo es el derecho de afiliación y participación libre en un gremio o sindicato. Esto no es más que una práctica antidemocrática por parte de las personas que manejan el gremio y viola sistemáticamente diferentes artículos de la constitución, pactos, convenciones internacionales, etc.

Lo que se busca con estas acciones es lograr que la compañera docente pueda hacer uso de unos de sus derechos y también, dejar asentado este tipo de hechos para que no se naturalicen y para que no vuelvan a ocurrir con ningún otro trabajador.

Adjuntamos la copia denuncia realizada en la dirección de Derechos Humanos del municipio, como así también la que envió al INADI y la comunicación del organismo, dando respuesta a la denuncia.