En el marco de la conmemoración del centenario de las Hermanas Siervas de Jesús Sacramentado, el intendente Marcos Pisano anunció el proyecto para la construcción de una guardería infantil para uso exclusivo del personal sanitario que trabaja en el nosocomio local.

Durante el homenaje que se realizó por el centenario de la congregación en el Hospital, el intendente Marcos Pisano explicó que trabajará en conjunto con el equipo de arquitectos del Municipio para destinar el edificio donde vivían las hermanas a la construcción de una guardería infantil para los hijos del personal de salud del Hospital Capredoni. 

Luego de evaluar con el equipo directivo las necesidades del hospital, el jefe comunal decidió reacondicionar el edificio para brindar al personal la tranquilidad que necesitan como padres a la hora de dejar a sus hijos para cumplir con su trabajo, y fortalecer de esta manera la educación en la primera infancia de muchos/as pequeños/as. 

Pisano, acompañado por la secretaria de Salud María Estela Jofré, la directora del Hospital Dra. Marcela Laborde, la referente de la oficina de Cultos del Municipios Leticia Valentín, y el Padre Mauricio Scoltore, descubrió una placa conmemorativa junto a las Hermanas de la congregación. «Es un día de tristeza recordando a las Hermanas que han trabajado tanto en este hospital, colaborando en momentos difíciles, la pérdida de una de ellas nos golpeó a todos porque la hermana era parte de nuestro equipo de trabajo. Dejaron una huella que tenemos que cuidar y sostener, y lo haremos continuando su acción solidaria», destacó Pisano. 

Además, el jefe comunal hizo entrega de una réplica de la placa conmemorativa como recuerdo en homenaje y agradecimiento a sus 100 años de trabajo comunitario junto a médicos, pacientes y familiares. «Agradecemos estos 100 años de acompañamiento al personal y a los pacientes para los que fueron un pilar fundamental en su paso por el hospital», expresó Laborde. 

En Bolívar, la Hermana Amelia Bogarin y la recientemente fallecida Hermana Elba Berthelot, pertenecientes a la congregación de las Siervas de Jesús Sacramentado, por más de 50 años dedicaron sus días a los enfermos y a la comunidad parroquial de Bolívar. «La Hermana Amelia y la Hermana Elba se han entregado a la comunidad, brindándose de todo corazón no solamente al personal jerárquico sino a cada uno de los enfermos. Muchísimas gracias por todo lo compartido durante estos 100 años», sostuvo la Hermana Corina, representante del Instituto de las Siervas del Jesús Sacramentado.

Estuvieron presentes en el homenaje la Hermana María Ana, la Hermana Nimia Jesús Villalba animadora general de la congregación; la Hermana María Cubas vicaria general; la Hermana Graciela Rodríguez ecónoma general; la Hermana Estela Vargas concejera; la joven Hermana Evangelina Herrera; como así también la Hermana Corina de la congregación de 9 de Julio; y personal del Hospital Capredoni.