Según pudo saber este medio, el 5 o 12 de septiembre se produciría el regreso del torneo más convocante del fútbol vernáculo, que no tiene actividad oficial desde finales de 2019. Pese a que originalmente se había pensado en un hexagonal, tras la última reunión de delegados tomó fuerza la chance de jugar un torneo completo, aunque éste deba extenderse durante el verano.

Algunos equipos ya han comenzado con los entrenamientos y se están planificando partidos amistosos para mediados de agosto, como para ir recuperando forma luego del extenso parate.

De este campeonato participarían 10 clubes, los que vienen haciéndolo en los últimos años (Agrario, Veterano, La 14, Unión es Fuerza, Vallimanca, Ibarra, Hale, Deportivo Pirovano y La 8) más el Club El Fortín, que, representando a La 140, busca resurgir en el ámbito futbolero, donde supo ser un histórico de los liguistas bolivarenses.

Una de las particularidades que tendría el próximo torneo de Fútbol Rural es que todos los jugadores que quieran participar deberían acreditar haber recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas contra el Covid-19.