De las canchas de Bolívar a la Primera División de Estudiantes de La Plata. De ser pasar las pruebas como jugadora de la UNLP, a convertirse en titular del conjunto albirrojo. Así fue el primer semestre del año para Candelaria Pagola. Su llegada al equipo dirigido, por entonces, por Pablo Pastor ya era cumplir un sueño desde lo deportivo y a lo largo de las nueve fechas su rendimiento le fue abriendo un lugar en la formación. 

Por culpa del Covid-19 se perdió los dos primeros encuentros y su debut fue ante UAI Urquiza, uno de los poderosos del fútbol femenino. Desde ese encuentro nunca ocupó lugar en el banco de suplentes y terminó siendo parte de la defensa albirroja. «El balance personal es bueno y estoy super feliz por lo conseguido en mi primer torneo en AFA y haber llegado a un club nuevo. Siempre estuve a disposición del cuerpo técnico y tuve la oportunidad de jugar de titular los 90 minutos», comentó Candelaria al momento de hacer su balance. 

Su paso por la Liga Amateur Platense, en UNLP, le sirvió para ir adquiriendo confianza en las semanas de entrenamientos y tener consideración por parte del cuerpo técnico. Para la jugadora todo lo vívido en el Torneo Apertura no fue casualidad sino un premio a su entrega hacia el fútbol: «Nunca pensé en terminar como titular sabiendo que no tenía experiencia. Pero siempre me entrené y me esforcé para estar a la altura y ser titular».  

La carta de presentación a las pruebas en Estudiantes fue como delantera y una vez confirmada su incorporación al plantel, su lugar en campo de juego cambió drásticamente. El director técnico la ubicó en la zona defensiva, una posición desconocida para ella: «Me costó adaptarme por que yo no soy defensora. En Bolívar o en UNLP jugué más al medio o delantera. Se me complicó los primeros partidos pero en el final del torneo pude ir acomodándome. Creo que tengo que trabajar más en el mano a mano y en el quite de pelota. Los movimientos los fui aprendiendo en este tiempo y fui mejorando». 

Su característica ofensiva le permitió acercarse al área rival en ciertos momentos de los encuentros y esto le permitió marcar su primer gol oficial con las albirrojas. Fue en el empate 3-3 vs Huracán por la Fecha 6 del campeonato: «Cuando metí el gol lo primero que pensé era si entraba o no, por que la arquera la toca. Pero ví que se movió la red y en ese momento no lo podía creer. Después vino el festejo y los abrazos con las chicas, no pude pensar mucho y todo era felicidad». 

Estudiantes no tuvo una buena primera parte en el Torneo Apertura y quedó eliminado en la Zona B. El equipo obtuvo 9 puntos y solo logró dos triunfos, el más importante ante Villa San Carlos en el clásico regional. Candelaria dio su punto de vista del rendimiento de las Pinchas y su impresión de los rivales: «El torneo que hicimos fue regular. Pudimos rescatar puntos importantes como el empate con Rosario Central y Platense, y la victoria contra Villa San Carlos que era el partido que se tenía que ganar. Jugar contra UAI o River es darte cuenta que tienen una jerarquía y mucho más trabajo». 

Sus inicios en balompié de Bolívar y la competencia en la Liga Amateur Platense, representando a la UNLP, manejan una distancia importante con el mundo del fútbol femenino de AFA y eso lleva a una adaptación. La defensora enumeró algunas diferencias que existen entre los torneos y la exposición mediática: «Hay diferencia en el tema entrenamientos y mayor responsabilidad. Se ve la jerarquía de las jugadoras y de los equipos. La organización y el tema de los medios de comunicación es una diferencia». 

Candelaria Pagola y su fichaje en Estudiantes trajeron de la mano el seguimiento de los medios de comunicación de su ciudad. Diarios, radios y portales digitales se posaron detrás de lo que ocurría los fines de semana. La jugadora lo destacó y agradeció el apoyo: «Me impresionó un poco por que no pensé que le iban a dar importancia. Me pone contenta por que se puede visualizar un montón el fútbol femenino y que la gente sepa que existe. Me siento muy feliz y le agradezco a todos los medios de Bolívar por que siempre preguntan y siempre están atentos a lo que hago». 

Por último se refirió a la consulta si se considera una referente deportiva y con humildad respondió: «No soy referente de mi ciudad y lo que hago es mostrarle a las chicas de Bolívar que se puede llegar con entrenamiento y constancia, a cumplir los sueños. Estoy contenta en el lugar donde estoy». El segundo semestre con el conjunto albirrojo comenzará con una nueva  pretemporada en City Bell y con el objetivo puesto en el Torneo Clausura. 

Fuente: Joaquín Latreite (Estrategas FF). Foto: Prensa UAI Urquiza