En el día de hoy, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de ley que prorroga y amplía el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas, llevando beneficios concretos para millones de familias que viven en las zonas más frías de nuestro país, incluyendo a 2,5 millones de bonaerenses.

La ley fue trabajada en conjunto entre el oficialismo y representantes de la oposición, siendo coautores del proyecto presentado por Máximo Kirchner, el diputado Bali Bucca y Topo Rodriguez, del Interbloque Federal.

Esta ley viene a dar cumplimiento con un reclamo histórico de muchos municipios de la Provincia de Buenos Aires y otras provincias, pero especialmente aquellos ubicados en el oeste y suroeste de la provincia que, por sus características meteorológicas y climatológicas, son ciudades muy frías en el invierno, y cuyas familias están obligadas a consumir más calefacción durante gran parte del otoño, el invierno y el inicio de la primavera.

En su alocución, el Diputado afirmó: “Cuando fui intendente de Bolívar nos movilizamos y tratamos de gestionar la inclusión de la ciudad dentro de la zona fría. Hoy estoy contento de cumplir ese objetivo desde el Congreso de la Nación”.

Se establece que todos los consumos residenciales de gas en las zonas frías que se incorporan a este régimen tarifario especial, tendrán un descuento del 30%. Esto incluye a las familias que reciben el gas natural por red, y a todos los usuarios del servicio general en las localidades abastecidas con gas propano diluido por redes.

También se hace un esfuerzo extra para quienes más lo necesitan. Por eso quienes son titulares de AUH o asignación por embarazo, quienes reciben pensiones no contributivas de hasta 4 SMVM, quienes se encuentran en el monotributo social, jubilados o jubiladas con haberes de hasta 4 SMVM, electrodependientes, quienes temporalmente estén cobrando un seguro de desempleo, y quienes sean veteranos de la guerra de Malvinas, tendrán una reducción de tarifa diferencial que llega al 50% de la tarifa plena.

Se suma a esta tarifa diferencial comedores y merenderos comunitarios que estén inscriptos en el registro nacional, y aquellas asociaciones civiles cuyos ingresos anuales sean menores a categoría G del monotributo.

Es importante remarcar que este subsidio, se financia con el Fondo Fiduciario que fuera establecido por la ley 25.565, y que se compone por un recargo sobre el precio del gas natural en punto de ingreso al sistema de transporte, que se aplicará a la totalidad de los metros cúbicos que se consuman y/o comercialicen por redes o ductos en el Territorio Nacional cualquiera fuera el uso o utilización final del mismo, por lo que no tiene impacto fiscal.

Al finalizar, Bucca manifestó: “Esta ley es un acto de justicia al incorporar estos importantes beneficios  para todas las familias que vivimos en las zonas frías. Dar cumplimiento con este reclamo histórico es hacer este país un poco más equitativo”.

Prensa Eduardo Bucca