La División Reserva de Sarmiento de Junín ayer hizo historia, escribió una nueva página dorada del club, generando una gran emoción y orgullo por el camino recorrido y el final apasionante, que lo consagró como Campeón de la categoría por primera vez en 110 años. En el segundo tiempo ingresó el oriundo de Pirovano Tomás Bacas.

El Verde en la Final organizada por la Liga Profesional de Fútbol, que fue verdaderamente de película, dio vuelta el resultado y venció ni más ni menos que a Boca Juniors por 2 a 1, en el estadio Florencio Sola de Banfield.

Los goles para el equipo dirigido por Martín Funes fueron convertidos por Julián Brea y Federico Paradela, ambos en el complemento del encuentro, mientras que el Xeneize había comenzado arriba en el marcador a partir del gol de Luis Vázquez, en la etapa inicial.

Vale destacar que ambos tantos de “La Martineta” fueron de gran factura. Brea con una media vuelta y de zurda, sacó un remate potente y bajo para colocar la igualdad, mientras que Paradela desató el delirio verdolaga tras convertir un ¡gol olímpico! Desde el sector derecho.

La victoria no llegó sin sufrimiento porque Joaquín Cabrera como Paradela, tuvo que vestirse de héroe, al mejor estilo Manuel Vicentini, para despejar un balón que se le colaba por arriba y que finalmente pegó en el travesaño.

En tanto ya en tiempo de descuento, con los corazones verdes latiendo fuerte porque faltaban solo segundos parar gritar Campeón, Cabrera tuvo una increíble doble tapada debajo del arco para ahogarle el grito al elenco de La Ribera, que tuvo en el banco a Sebastián Battaglia.

Sarmiento de Junín fue un justo campeón de la Reserva porque pese a que Boca pegó primero y, en la primera etapa contó con otra chance clara para aumentar el marcador, los juveniles en el segundo tiempo tomaron las riendas del cotejo y con mucho juego, ímpetu y efectividad, se quedaron con el título.

Además, en la fase clasificatoria el equipo culminó 3º en la Zona “B” y en los anteriores mano a mano dejó en el camino a Argentinos Juniors (2-3) y River Plate (0-2), en condición de visitante.

En cuanto al rendimiento futbolístico, la idea fue que los futbolistas busquen el arco rival con armas leales, relacionadas con el juego asociado y la intensidad a la hora de presionar para recuperar la pelota.

En tanto en la faceta defensiva mantuvieron un orden ejemplar y a la hora de marcar los once futbolistas se comprometieron con ese rol, desplegando carácter ante arduos rivales.

En otro orden, los valores humanos como el compañerismo, la humildad, el esfuerzo, el trabajo, la alegría a la hora de entrenar y el respeto al rival, son eslabones inculcados por el cuerpo técnico que sin dudas dieron sus frutos.

Cabe resaltar que este logro es producto de un trabajo de largas décadas en divisiones inferiores, el cual tuvo varias etapas de desarrollo que lo fortalecieron notablemente, de la mano del ámbito profesional que también estuvo y está en los primeros planos.

En seis meses el Club Atlético Sarmiento de Junín gritó Campeón dos veces. En enero en la Primera Nacional para subir a la elite del fútbol argentino y ayer en la división que hace de antesala al profesionalismo.

Un hecho sin precedentes y obtenido en una de las ligas más competitivas del mundo, como lo es la Argentina, integrada por instituciones centenarias que cuentan con gran apoyo económico, empresarial, político y mediático.

Los pibes como en aquella noche en Santa Fe, lograron lo que parecía un sueño muy difícil de alcanzar, para así brindarle a la entidad de Arias y Necochea un presente memorable y una estrella única.

De esta manera, afirmaron la identidad que día a día crece en Arias y Necochea, y ya son parte de la idiosincrasia tan particular que acarrea Sarmiento, soñando con vestir la verde en la mayor.

La ciudad, el deporte juninense pero tambiénn las localidades aledañas, representadas por la camiseta y los jugadores pertenecientes a sus pagos, que son una buena cantidad, están de festejo.

Esta División Reserva de Sarmiento de Junín podría llevar consigo el slogan “el equipo de todos”, como aquella recordada y épica formación de 1980, porque en este caso fue Sarmiento despertó la admiración de un país entero.

SARMIENTO 2 VS. BOCA JUNIORS 1

Joaquín Cabrera
Carlos Moyano
Manuel García
Joel Morán
Gabriel Díaz
Joaquín Gho
Lisandro Focareta
Federico Paradela
Agustín Lescano
Julián Brea
Luciano Gondou

DT: Martín Funes.

Ramiro García
Eros Mancuso
Baltazar Bernardi
Nicolás Valentini
Agustín Sandez
Pedro Velurtas
Kevin Duarte
Israel Escalante
Gabriel Vega
Exequiel Ceballos
Luis Vázquez

DT: Sebastián Battaglia.

GOLES: PT: 20’ Vázquez (BJ). ST: 21’ Brea (S) y 34’ Paradela (S). CAMBIOS: ST: 0’ Baltazar Bernardi por Valentini (BJ), 20’ Manuel Mónaco por Díaz (S), Franco Cáceres por Molinas (BJ), Israel Escalante por Montes (BJ), 31’ Tomás Bacas por Brea (S), 37’ Ezequiel Almirón por Vázquez (BJ), 37’ Vicente Taborda por Mancuso (BJ), 40’ Luataro Diouno por Gho (S) y Thomas Bainotto por Gondou (S). AMONESTADOS: PT: 8’ Valentini (BJ) y 13’ Focareta (S). SUPLENTES: Facundo Castro, Duham Grude, Ítalo Meza, Gonzalo Rosa, Agustín Simaldone, Axel Luna, Genaro Mustoni e Ignacio Franco (S). Sebastián Robles, Valentín Barco, Lucas Arzamendia, Pedro Velurtas, Juan Pablo Cabaña, Ezequiel Almirón, Alexis Alvariño y Luca Lagoni (BJ). ÁRBITRO: Juan Cruz Robledo. Asistentes: Gastón Borras y Lucio Méndez. Cuarto: Hermes Gigante. ESTADIO: Florencio Sola. Campo de Juego: Muy bueno. CLASIFICACIÓN DEL PARTIDO: Excelente. LA FIGURA: El equipo.

Fuente: La Verdad on Line