loader image

“Cande” contó que se fue a estudiar Ingeniería Industrial a La Plata y allí intentó continuar jugando al hockey, tal como lo hacía en el Club Ciudad de Bolívar, pero los clubes quedaban muy lejos de donde vive. Entonces, se enteró que estaban haciendo pruebas en el equipo de fútbol de la Universidad de La Plata, quedó seleccionada y jugó casi 3 años en la Liga Amateur Platense.

Un anuncio que decía que Estudiantes estaba buscando jugadoras fue el disparador para el siguiente desafío. Siempre había sido un deseo formar parte de un campeonato oficial de AFA, pero los horarios de cursada le impedían una agenda amplia para entrenar. Sin embargo, como este año ya había terminado de cursar, la ex mediocampista de Balonpié se presentó a la prueba de las albirrojas. Nuevamente quedó seleccionada.

Actualmente, están entrenando cuatro veces por semana a un ritmo intenso, propio de la Primera División del fútbol argentino, en la que Estudiantes milita (empató 1-1 con Platense en la primera fecha). Pero la pasión por el deporte genera las ganas necesarias para afrontar las exigencias. “Jugar en la Selección es un sueño que todos los deportistas tenemos, el de representar a la Argentina, pero también deseo afianzarme en Estudiantes”, afirmó sin titubeos. Por ahora son sueños, pero los pasos que va dando ilusionan con que, en algún momento, dejen de serlo para transformarse en realidad.