El concejal José Gabriel Erreca presentó para su tratamiento en el Honorable Concejo Deliberante dos proyectos de resolución que se refieren al mal cobro de las Tasas Municipales; el primero de ellos ingresó en la décima sesión ordinaria y el edil reclama por la correcta liquidación correspondiente a la cuota número 6 del año 2020 de la Tasa Vial.
En dicha cuota, la número 6 de la Tasa Vial, el Municipio realizó reajustes, conforme a la Ordenanza Fiscal Nº 2623/20, aprobada en el mes de Marzo del 2020. Algunos contribuyentes en este impuesto tuvieron que pagar un dinero extra en virtud de que el municipio al momento de la liquidación de las cuotas 3, 4 y 5 no aplicó la zonificación correspondiente a la ubicación de cada una de las parcelas; en otros casos los contribuyentes recibieron reembolsos por cobros indebidos en las mismas cuotas, pero esos reembolsos no fueron efectuados con los intereses correspondientes de acuerdo a lo que marca el Art. 37 de la Ordenanza Fiscal, por lo tanto Erreca exige que se proceda a la devolución de los mismos.

No a la cuota extra en diciembre
El otro proyecto que presentó el concejal radical reclama por la liquidación correspondiente a la cuota extraordinaria número 13 del año 2020 de la Tasa Alumbrado, Conservación de la Vía Pública y Servicio Sanitarios. En la misma el Municipio establece un ajuste correspondiente a las cuotas 1, 2 y 3 del Ejercicio 2020 y se desconocen los motivos que ameritan el ajuste. De esta manera los bolivarenses deberán pagar la cuota 12 y la cuota 13 en el mes de diciembre con muy pocos días de diferencia.

Erreca considera que ha existido indudablemente un mal manejo administrativo por parte de los funcionarios responsables de las áreas de Hacienda y Recaudación y que liquidando de esta forma se “castiga” a los contribuyentes y se los coloca en una situación apremiante por eso solicita que se abstengan de aplicar el cobro de la “cuota 13” en el impuesto urbano y de la “cuota 7” en la Tasa vial.
Estas “cuotas fantasmas” significan una fuerte presión tributaria hacia los vecinos en una época de crisis económica y social, agravada por la pandemia del coronavirus, que se suma a otras subas de servicios e impuestos, que no tienen relación con los aumentos salariales otorgados y esto produce un fuerte perjuicio a sus economías limitando sus capacidades contributivas. Además al criterio de este bloque, no se condicen con la contraprestación de los servicios que el municipio ha brindado para cada uno de los tributos mencionados», dijo Erreca.