Una joven radico una denuncia el día domingo 25 del corriente por un episodio de violencia de genero ocurrido en la zona rural, mas precisamente en un campo de la Zona de Paula, partido de Bolívar, donde la joven paraje junto a un hijo menor de edad residen por cuestiones laborales.Durante la tarde del día sábado la joven denuncio ante el personal de Comisaria de la Mujer y la Familia Bolívar; haber sido víctima de gran cantidad de agresiones físicas y verbales por parte de su pareja, quien no solo utilizo su fuerza física sino que en uno momento en que la joven intento irse del lugar en busca de ayuda, le efectuó dos disparos con un arma de fuego que impactaron cerca de ella, obligándola a permanecer en el lugar en contra de su voluntad hasta que logro llamar a su madre quien se presento en el campo y pudo llevársela del lugar. Las investigación dirigida por la Fiscalía Local, de la que participaron los equipos multidisciplinarios de la Comisaria de la Mujer y la Familia, la Comisaria de Bolívar y la Sub DDI Bolívar, logro reunir los medios de pruebas suficientes para que en el día de hoy se ordene el allanamiento del lugar del hecho y la detención del imputado quien resulta ser el LAUREANO PALACIO de 23 años oriundo de la ciudad de Tandil por los delitos de “LESIONES AGRAVADAS POR EL VINCULO Y POR SER COMETIDA EN CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GENERO, AMENAZAS AGRAVADAS POR EL USO DE ARMAS, ABUSO DE ARMAS AGRAVADOS Y PRIVACION ILEGITIMA DE LA LIBERTAD AGRAVADO, el operativo se inicio en las primeras horas del día de hoy y se logró el secuestro de la totalidad de los elementos buscados, siendo estos prendas de vestir con manchas hemáticas, calzado, telefonía celular y el secuestro del arma utilizada con municiones enterrada a varios metros de la vivienda en las proximidades de un molino.La diligencia fue encabeza por personal de la Fiscalía Local y personal de la SUB DDI BOLIVAR, con personal de las distintas fuerzas policiales locales, y también participa el personal de Subdelegación de Policia Científica de Olavarría, quienes aún se encuentran trabajando en el lugar realizando tareas propias de su especialidad para la prosecución de la instrucción judicial.