Durante la tarde del jueves, ambos diputados nacionales presentaron vía zoom ante empresarios argentinos, las líneas generales del proyecto de ley para el sostén de las MiPyMes del país. “Es una herramienta para ayudar a nuestras pymes, porque de ellas depende el trabajo de millones de argentinos. Hoy debemos pensar en su reactivación contemplando el pleno cuidado de los trabajadores”, afirmó Bucca.

Pese a las distancias y al contexto actual, la tecnología nos da la oportunidad de intercambiar ideas, y esta reunión se convirtió en un debate súper enriquecedor, porque estuvieron empresarios de diversos rubros que estudiaron el proyecto y cada uno trajo sus observaciones, preguntas y aportes. Todo esto nos sirve para enrobustecer el proyecto, así que junto al Topo nos quedamos muy conformes”, manifestó “Bali” Bucca.

A propósito del proyecto, el diputado lavagnista Rodríguez aseguró: “esta ley puede ser como un avión para ayudar al despegue de la economía. Estamos reflejando una propuesta de Roberto Lavagna de 2005, que lamentablemente no prosperó en su momento en la cámara alta”. “Este proyecto es el fruto del diálogo y del trabajo en conjunto con cientos de Pymes de todo el país, en un momento difícil pero con una mirada constructiva y de esperanza hacia el futuro”, auguró el legislador nacional de Consenso Federal.

Participaron de la charla alrededor de 60 representantes de cámaras empresariales y uniones industriales de diferentes ciudades, principalmente de Buenos Aires (La Plata, Olavarría, Arrecifes, Bragado, Bolívar, Tandil, entre otras). También se hicieron presente desde las provincias de San Juan, Mendoza, Santa Fe, Río Negro, Chaco y Chubut. Durante la reunión los empresarios a modo de debate pudieron señalar sugerencias para distintos artículos del proyecto.

De convertirse en Ley, beneficiará a MIPyMEs industriales, de servicios, construcción, comerciales y del sector agropecuario. El proyecto establece entre otras cosas, otorgar créditos con tasa de interés cero a 24 meses y con 6 meses de gracia; y cero impuesto a las ganancias por 3 años para las MiPYMEs que reinviertan sus utilidades en equipamiento, o bienes de capital en general.