En las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Santa Fe,
San Luis, Formosa y Mendoza, donde la primera campaña anual se inició a
principios de marzo.
Buenos Aires – En virtud del aislamiento social, preventivo y obligatorio
dispuesto por el gobierno nacional para enfrentar la pandemia de COVID-19, el
Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), los
gobiernos provinciales de la zona central del país y el sector ganadero
consensuaron extender por 30 días la primera campaña de vacunación
contra la fiebre aftosa en ocho provincias.
La medida alcanza a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes,
La Pampa, Santa Fe, San Luis, Formosa y Mendoza, donde la primera
campaña anual de vacunación se inició a principios de marzo y pocos días
después se decretó el aislamiento obligatorio, que afectó el ritmo de la
campaña por los problemas operativos asociados a este contexto.
Dado que la campaña de vacunación está próxima a finalizar en las
provincias mencionadas y para lograr un adecuado porcentaje de
cobertura, se decidió extender a 90 días el periodo de vacunación
previsto inicialmente en 60 días.
De esta manera, todo el sistema público y privado continuó trabajando en
conjunto para dar cumplimiento a la cobertura vacunal que asegure la
inmudidad del rodeo nacional y sostenga el estatus sanitario alcanzado por la
Argentina con el esfuerzo de todos los actores involucrados.
Para mayor información comunicarse con la sede del Centro Regional
Buenos Aires Norte del Senasa, en la ciudad de Chivilcoy, a los teléfonos
(02346) 436271/72/73.