Seleccionar página

Días pasados, personal del Área de Salud de las Unidades 2, 27 y 38 de Sierra Chica y 17 de
Urdampilleta, comenzó a implementarse la campaña de vacunación antigripal para los
privados de la libertad que se encuentran dentro del grupo de riesgo como hipertensos,
asmáticos, diabéticos, internos con problemas cardíacos, HIV, TBC, mayores de 65, entre otros,
quienes además pueden ser los más vulnerables ante el Covid-19.
Si bien la vacuna antigripal no previene el Coronavirus, sumado a la vacunación, continúan
reforzándose las campañas de concientización sobre otros métodos de prevención como el
lavado de manos, taparse la boca en el pliegue del codo cuando se tose y estar atentos a la
aparición de síntomas.
La gripe al igual que otras infecciones respiratorias se transmite por contacto con
secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o
estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.
Desde la Dirección de cada establecimiento se refuerzan permanentemente las medidas
preventivas otorgando kits sanitarios para el personal como alcohol en gel, guantes de látex,
jabón blanco y barbijos además de elementos de limpieza para la desinfección de pabellones y
oficinas administrativas.